Cada minuto no vuelve a pasarte

Ojalá algún día me atreva a contarte

que escribo esta historia para recordarte

la vida vivida que muere al dejarte

ver sucederse el tiempo sin importarte

que cada minuto no vuelve a pasarte.

Siento sentir

Siento vergüenza,
de bofetadas que me marcan
de los ojos que me juzgan
de oídos que no escuchan.

Siento miedo,
de lo que me pasa
de por qué me pasa
de cómo me pasa.

Siento culpa,
de mi debilidad
de no saber chillar
de tanto llorar.

Siento deber,
de hacer lo que hago
de no hacer lo que tengo
de hacer que no siento.

Siento dolor,
de no sentirme querida,
de saberme no creída,
de no creerme entendida.

Y siento terror,
al verte venir
y tenerme que ir
a vivir sin vivir.

Tienes lo que hay que tener 

La ilusión de soñar,

el derecho de querer,

el atrevimiento de poder,

la perseverancia de hacer,

y la humildad de reconocer.

Lo tienes todo.

Busca

Busca
en lo más profundo del corazón
lo que es tu corazón,
en lo más hondo del alma
lo que es tu alma,
en el fondo de la razón,
lo que es tu razón.

Y no busques más.