El peine del viento

Hay lugares donde no hay reloj y el tiempo,

se cuenta por pasos y el viento

enreda entre tus piernas el aire

que encuentra de nuevo su forma en un peine.