De repente

De repente.

Te golpea la tristeza

con fuerza.

Brotan las lágrimas,

sin resistencia.

Te revuelves con rabia,

y chillas.

Quedas sin aliento,

respiras.